Historia

Museo
Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos: 28 años por la cultura y el patrimonio ferroviario

Por más de 28 años, la historia, la magia y la nostalgia han poblado los espacios de los antiguos patios de maniobra y servicio de las estaciones del Ferrocarril Mexicano y del Mexicano del Sur, construidas en el siglo XIX. En este sitio privilegiado, el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos rescata, conserva, estudia y difunde el legado ferrocarrilero desde su apertura el 5 de mayo de 1988.

Locomotoras, carros de pasajeros, coches de carga y cabuses animan desde entonces, un entorno de por sí suyo en el movimiento incansable del Museo. Recreación, academia y educación confluyen en actividad permanente para todos. Libros, música, charlas con especialistas y arte ocupan todos los rincones. Los trenes y sus objetos avivan la imaginación: el pasado se recrea en recorridos dramatizados y las exposiciones son pretexto y motor para el encuentro con la cultura y la historia de la industria en México.

En 1999 el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos, pasó a formar parte del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y posteriormente quedó conformado como Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural Ferrocarrilero, albergando así a dos áreas sustantivas: el propio Museo y el Centro de Documentación e Investigación Ferroviarias.