Estación

Museo
Antigua Estación del Ferrocarril Mexicano

La ciudad de Puebla tuvo un papel central en el desarrollo de los ferrocarriles mexicanos, pues en ella se establecieron cuatro estaciones: la del Ferrocarril Mexicano, la del Mexicano del Sur, la del Interoceánico y la llamada Nueva Estación, las cuales transformaron la fisionomía y cotidianeidad de la capital poblana, pero también y sobre todo permitieron el transporte de mercancías y pasajeros con las ciudades de México, Oaxaca y Veracruz.

De las cuatro estaciones, hoy sólo se conservan las del Ferrocarril Mexicano, ahora sede del Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos y la Nueva Estación, la cual sigue operando de manera exclusiva para el transporte de carga.

La Antigua Estación del Ferrocarril Mexicano, es un elegante edificio de estilo neoclásico, que fue inaugurada en 1869 por el presidente Benito Juárez y convertida en Museo el 5 de mayo de 1988, a iniciativa de la empresa Ferrocarriles Nacionales de México. Asimismo, por ser un edificio del siglo XIX, fue declarada por el INAH como monumento histórico.